Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Responsabilidad Social / Ambiental » Trump amenza con no ceder el Río Bravo a México
Trump amenza con no ceder el Río Bravo a México

Trump amenza con no ceder el Río Bravo a México

El gobierno de Estados Unidos amenaza con no ceder el Río Bravo en la construcción del muro fronterizo.

Las dificultades físicas y geográficas —incluyendo el Río Bravo (Grande) y la amenaza a la vida silvestre— dificultarán la construcción del «gran muro hermoso» en la frontera con México que prometió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el secretario del Interior de ese país, Ryan Zinke.

De acuerdo con información difundida en el diario The Washington Post, a sugerencia de Zinke fue: «lo construimos en el lado mexicano del río para que no cedamos ese territorio a nuestros vecinos del sur. Hay algunos problemas con esa idea, pero uno es más inmediato que otros: bajo la formulación de Zinke, ya hemos «cedido» una gran cantidad de tierra a México».

Construir un muro «es complejo en algunas áreas», incluyendo el Parque Nacional Big Bend y a lo largo del Río, que serpentea a través de casi la mitad de los 3 mil 218 kilómetros (2 mil millas) de frontera, reconoció Zinke, señala AP.

Por ello, se contempla la opción de establecer una barrera virtual en algunas partes de la frontera de EU con México, según el secretario del Interior de ese país.

Una de las alternativas que podrían resultar, expuso Zinke, más apropiadas en la zona sería colocar monitores electrónicos, mientras que las áreas con imponentes rasgos naturales no requerirán refuerzos de seguridad adicionales.

Actualmente, la frontera ya cuenta con sensores bajo tierra y torres con cámaras de vigilancia, a lo largo de más de mil 100 kilómetros de valla en Texas, Nuevo México, Arizona y California, y no está muy claro entonces cuánto de la instalación que espera colocar Trump será nueva.

Los comentarios de Zinke, y el plan presupuestario del gobierno en el que se solicitan miles de millones de dólares de los contribuyentes para financiar el gobierno, son una dosis de realidad y un posible indicio de que el presidente ha dejado atrás su plan inicial.

Fuente: AP / Washington Post

 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
shares