Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Plásticos / Residuos Sólidos / Reciclaje » Reutilizar y Reciclar Llantas, Alternativa Contra Tiraderos
Reutilizar y Reciclar Llantas, Alternativa Contra Tiraderos

Reutilizar y Reciclar Llantas, Alternativa Contra Tiraderos

Las llantas que terminan su vida útil no son sólo un problema estético que invade calles, basureros o áreas verdes, son también un asunto serio de cultura cívica que requiere de la colaboración de toda la sociedad para evitar que terminen en tiraderos a cielo abierto, arroyos, ríos o parques.

Un estudio del Colegio de la Frontera Norte, advierte que la mala disposición y manejo de neumáticos usados es una complicación no sólo económica y ambiental sino de salud pública, debido a que pueden convertirse en focos de contaminación y propagación de enfermedades como el Zika, el Dengue y el Chikungunya.

Afortunadamente, existen organizaciones que entienden que el fin de la vida útil de una llanta no puede ni debe ser negativo para el ambiente. Por ello, los productores y distribuidores realizan serios esfuerzos para lograr mayores porcentajes de reciclaje y co-procesamiento de los neumáticos de desecho. Este es el caso de Bridgestone, el mayor fabricante de neumáticos a nivel mundial que opera en México con plantas en Cuernavaca, Monterrey y León, quien entiende que el ciclo de vida de un neumático enmarca la sostenibilidad del modelo de negocio bajo el cual opera.

El cuidado ambiental no está sólo al final del valor de uso de una llanta sino en todas las fases de fabricación, donde se toman en cuenta las áreas prioritarias para la sostenibilidad y para garantizar una operación que genere valor a todos los grupos de interés –proveedores, clientes, reguladores, autoridades y, por supuesto, comunidad-. Por ello, la marca nipona fabrica neumáticos amigables con el ambiente con sus líneas ECOPIA y utiliza procesos de renovado Bandag, en su planta de León, en el estado de Guanajuato.

Bridgestone, en su Informe de Sostenibilidad publicado en 2016, desglosa siete etapas de su Modelo de Negocio enfocado en la fabricación de llantas, por medio de procesos específicos que requieren del cumplimiento de la normatividad aplicable e impulsan la rentabilidad y la eficacia, con el objetivo de reducir la huella ambiental y retribuir beneficios sociales específicos.

Un ciclo socialmente responsable de fabricación y reutilización de una llanta se compone por las siguientes etapas: Desarrollo e innovación; materias primas; fabricación; distribución y logística; venta; utilización y gestión final.

En la última etapa, se ubica la recuperación de llantas usadas a través de programas como “Llantatón”, que sólo en 2015 permitió la recolección de 500 toneladas de llantas de desecho para la planta de Cuernavaca, Morelos.

Finalmente, la empresa genera alianzas en el sector y con autoridades de los tres órdenes de gobierno con el fin de recolectar neumáticos usados en ríos, parques o en calles de la ciudad. En 2015, el 92.89 por ciento de los residuos totales de las plantas de Bridgestone en México, fueron enviados a reciclaje o co-procesamiento.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top