Yucatán
Yucatán

Lanzan Libro Sobre Actividad Turística en Yucatán

La costa de Yucatán está integrada de lagunas rodeadas por manglares y petenes (formaciones vegetales en forma de pequeñas islas en medio del manglar) que han ayudado al desarrollo turístico de la región.

Especialistas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav IPN), unidad Mérida, y del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) -que forma parte del Tecnológico Nacional de México (Tecnm)-, elaboraron un estudio interdisciplinario que dio como resultado el libro La costa de Yucatán en la perspectiva del desarrollo turístico, que describe las modalidades en que se desarrolla esta actividad en las zonas costeras de Yucatán y propone elementos para su monitoreo y óptimo manejo.

“El libro surge a partir de una serie de discusiones que trabajamos como grupo de investigación en el Ordenamiento Ecológico de la Costa. Propusimos el tema de turismo porque desempeña un papel importante a lo largo de los litorales”, indicó Ana García de Fuentes, investigadora del Cinvestav Mérida.

El proyecto se realizó de 2005 a 2007 con el financiamiento de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y tuvo una actualización en 2010. Al tener como origen la perspectiva del Ordenamiento Ecológico, el eje de trabajo fue el impacto del turismo en la conservación de la costa de Yucatán.

Para Manuel XoolKoh, profesor de Posgrado en Geografía de la UNAM, la importancia del proyecto radica en que fue el primer libro en su tipo en agrupar todas las actividades turísticas que se desarrollan en la costa, lo que permite observar todas sus modalidades: “Podemos ver cruceros, casas de segunda residencia, empresas sociales que se dedican a actividades turísticas, hoteles, restaurantes y una serie de indicadores importantes, como el número de empleos que generan”.

De las Casas de Veraneo Local al Turismo Alternativo

De acuerdo con García de Fuentes, el libro abarca todos los puertos de la costa, desde Celestún hasta El Cuyo, “en el libro se marcan las áreas de influencia, porque si bien algunos están vinculados con el turismo internacional como Celestún, otros responden a municipios donde la gente que vive tierra adentro viaja a un puerto cercano, de fin de semana o de veraneo”, anotó.

A lo largo de la costa predomina el turismo local, por lo que la construcción de casas de veraneo ha implicado un proceso de urbanización. Los hoteles y restaurantes, por otra parte, están concentrados en determinados lugares y conforman un turismo más masivo que se intensifica los fines de semana.

“Posteriormente surge el turismo alternativo, que son grupos de pescadores que empiezan ofrecer actividades turísticas de una escala menor, como paseos en lancha por las rías y lagunas costeras, observación de fauna, entre otros”, indicó.

En la última sección se presenta una serie de indicadores que pueden ser retomados por investigadores y estudiantes para medir lo que pasa en las zonas costeras actualmente, a mediano y a largo plazos.

Check Also

Edomex resguarda sitios considerados patrimonio de la Humanidad

El Estado de México resguarda con orgullo cuatro sitios que están inscritos en la lista …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *