Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Gobierno Responsable » Denuncian sector privado y organizaciones falta de protección en el Parque Nacional Cabo Pulmo en Baja California Sur
Denuncian sector privado y organizaciones falta de protección en el Parque Nacional Cabo Pulmo en Baja California Sur

Denuncian sector privado y organizaciones falta de protección en el Parque Nacional Cabo Pulmo en Baja California Sur

El sector privado, organizaciones de la sociedad civil y la comunidad de Cabo Pulmo lanzaron una alerta urgente a la Semarnat para que se proteja el Parque Nacional de Cabo Pulmo, ubicado en el Golfo de California, ante el incremento de actividades ilegales en la zona, particularmente la pesca ilegal, las cuales están ocasionando daños ambientales incalculables y poniendo en peligro las actividades turísticas, sobre todo el buceo.

Por medio de una misiva enviada a su titular, Rafael Pacchiano Alamán, las organizaciones piden acciones inmediatas a Semarnat para revertir el deterioro que ha venido sufriendo el Parque Nacional Cabo Pulmo.

Cabo Pulmo es un Área Natural Protegida (ANP) con una extensión de casi 7 mil 100 hectáreas. Es la Reserva Marina más exitosa del mundo y, desde el 2008, se encuentra catalogada como humedal Ramsar, por su importancia internacional. Asimismo, es un modelo de desarrollo turístico sustentable exitoso, que ha logrado incrementar los niveles de bienestar de su comunidad. Desafortunadamente, desde el 2016 empezó a padecer incidentes de pesca ilegal que, ante la impunidad prevaleciente, se han convertido en una práctica frecuente que se agrava cada día.

Indicaron que en junio de 2012, el entonces presidente Felipe Calderón canceló definitivamente el megaproyecto de desarrollo turístico Cabo Cortés que pretendía llevarse a cabo en esa zona “por no haber demostrado su sustentabilidad“. De esa forma, la comunidad de Cabo Pulmo y la sociedad civil obtuvieron entonces una victoria muy importante para garantizar la conservación del sitio, el cual se ha preservado fundamentalmente como un lugar dedicado a actividades de turismo sustentable como el buceo.

La Reserva fue decretada como un área de no-pesca desde 1995 y, como ha reconocido el actual gobierno federal, “registra una gran recuperación de la fauna marina, resultado del compromiso de la comunidad local que, estando dedicada totalmente a la pesca, decidió voluntariamente transformar su modo de vida para dedicarse a actividades ecoturísticos dentro del Parque Nacional“.

Sin embargo, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental indica que las actividades de pesca ilegal que con conocimiento de la Semarnat se están realizando de manera frecuente en el Parque desde hace un año están ocasionando daños irreversibles a la biodiversidad marina. Dichos incidentes fueron informados al Secretario Rafael Pacchiano por parte de miembros de la comunidad y operadores turísticos el 23 de junio de este año, fecha en que inauguró en Cabo Pulmo un centro de visitantes.

Las organizaciones señalan que, en su V Informe de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto presentó como uno de los principales logros de su administración haber aumentado tres veces más la extensión de las ANP en el país durante este sexenio, para llegar a las 90 millones de hectáreas terrestres. Incluso, grabó un spot en Cabo Pulmo ratificando su compromiso de proteger el medio ambiente y las áreas de conservación del país. Sin embargo, en la realidad, la falta de respuesta gubernamental está dañando gravemente uno de los ecosistemas mejor conservados no sólo de México sino del mundo.

El sector turístico, junto con la comunidad y organizaciones conservacionistas de Cabo Pulmo, han ofrecido seguir aportando recursos complementarios para la protección del Parque, tales como hospedaje y alimentación para los inspectores foráneos, uso de embarcaciones, combustible y otros insumos indispensables. De la misma forma, solicitaron específicamente a la Semarnat:

 

  • Asegurar presencia continua en la zona marina, los siete días de la semana, de guardaparques y hacer las gestiones necesarias para que exista presencia constante de inspectores de la Procuraduría Federal del Protección al Ambiente (PROFEPA) y de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONANPESCA).
  • Garantizar recursos presupuestales federales suficientes para la operación y manejo del ANP.
  • Robustecer los trabajos de la Mesa Técnica de Inspección y Vigilancia -un paso de la Semarnat en la dirección correcta para atajar la pesca ilegal en Cabo Pulmo .

 

Staff Tecnología Ambiental

Foto: Internet

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top