Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Ciencia / Tecnología verde » Crean músculos autocurativos con una fuerza brutal
Crean músculos autocurativos con una fuerza brutal

Crean músculos autocurativos con una fuerza brutal

Unos músculos artificiales capaces de curarse a sí mismos con una fuerza sobrehumana y que a la vez son capaces de tocar una objeto con delicadeza fueron desarrollados por ingenieros de la Universidad de Colorado en Estados Unidos.

Estos músculos son aptos tanto para robots como para humanos que requieran de prótesis.

El costo es una delas ventajas más llamativas de este invento, pues oscila entre los diez centavos y los tres dólares.

Los actuadores HASEL (hydraulically amplified self-healing electrostatic) evitan los pistones y motores voluminosos y rígidos de los robots convencionales para obtener estructuras blandas que superan o coinciden con la fuerza, velocidad y eficiencia del músculo biológico. Su versatilidad puede permitir músculos artificiales para robots humanos y una próxima generación de miembros protésicos.

Aplicados en robótica, podrían revolucionar la forma de moverse de los robots médicos e industriales y abrir la vía a nuevos tipos de prótesis más parecidas a las extremidades humanas.

Los investigadores han creado tres dispositivos diferentes para demostrar los usos de sus músculos artificiales.

Una literación consiste en una cáscara en forma de rosquilla llena de un líquido eléctricamente aislante (como el aceite de canola) y está conectada a un par de electrodos opuestos.

Cuando se aplica una tensión a través de los electrodos, el líquido eléctricamente aislante se desplaza y cambia la forma y la estructura de la membrana circundante.

Los intentos previos de utilizar esta tecnología provocaron fallas “catastróficas” debido a daños eléctricos.

El líquido aislante eléctrico utilizado en este estudio tiene la capacidad de recuperar instantáneamente sus propiedades aislantes y curar cualquier daño causado por el alto voltaje.

Los científicos colocaron varios de los músculos artificiales uno frente al otro para lograr un efecto de agarre.

Otro método empareda una capa del líquido especial entre varias capas de conductores iónicos altamente elásticos que se expande ycontrae con la activación eléctrica.

Este método se usó para levantar un galón de agua y tirar una pelota de béisbol.

El uso de una capa aislante de líquidos permite que el músculo se auto-cure cuando se expone a daños eléctricos.

Nos inspiramos en las asombrosas capacidades del músculo biológico”, dijo Christoph Keplinger, autor principal de ambos documentos, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Mecánica y miembro del Programa de Ciencia e Ingeniería de Materiales.

“Los actuadores HASEL sinergizan las fuerzas de los actuadores electrostáticos suaves y fluídicos blandos, y así combinan versatilidad y rendimiento como ningún otro músculo artificial anteriormente. Al igual que los músculos biológicos, los actuadores HASEL pueden reproducir la adaptabilidad de un brazo de pulpo, la velocidad de un colibrí y la fuerza de un elefante “, agregó.

 

Staff Tecnología Ambiental

 

Porque leíste esta nota, te recomendamos:

Construyen robots con piezas de plástico en el IPN

Esta piel electrónica promete cambiar la manera en la que “sentimos”

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top