Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Tecnologia Ambiental » Impresionantes robots inspirados en la naturaleza
Impresionantes robots inspirados en la naturaleza

Impresionantes robots inspirados en la naturaleza

La naturaleza siempre ha sido inspiración para crear los inventos más impresionantes. Aquí te presentamos algunos buenos ejemplos.

Robot camaleón

Un equipo de investigadores de la Universidad de Wuhan, en China crearon un androide camaleón cubierto de cabeza a cola de pantallas plasmónicas, las cuales son capaces de reproducir el color a través de nanotecnología.

Para ello fueron fabricadas con hojas de vidrio sobre una rejilla con agujeros, en donde los expertos depositaron oro para formar domos. Las hojas fueron además puestas en una especie de caja llena con un gel que contiene iones de plata.

Así cuando la luz alcanza las estructuras y, con ayuda de una serie de sensores, estas generan ondas de electrones que determinan sus propiedades reflejantes y las modifica, lo que hace que el animal robótico pueda cambiar de color.

Araña Robot

BionicWheelBot es un robot creado por Festo que cuenta con un diseño que está inspirado en la “araña acróbata de Marruecos” (Cebrennus rechenbergi), la cual es capaz de adoptar una posición que la hace saltar a gran velocidad, como si estuviese girando, para así escapar de sus depredadores.

BionicANT

Festo diseñó sus hormigas robot que son capaces de trabajar de forma colectiva.

“Trabajan juntos bajo reglas claras”, detalla la empresa y agregó que “ellos se comunican uno con el otros y coordinan sus acciones y sus movimientos. Cada hormiga toma decisiones autónomas, pero al hacerlo siempre es subordinado al objetivo común y así juega su parte para resolver el labor que tiene en frente”.

eMotionButterflies

las mariposas eMotionButterflies, al igual que las hormigas robóticas, utilizan el comportamiento colectivo creando una red inteligente.

“El volar es un tema constante en la red de aprendizaje biónica”, dice la empresa. “Los desarrolladores canalizan sus conocimientos de los proyectos BionicOpter y eMotionSphere a las mariposas biónicas. Ellos combinan la construcción ultra liviana de los insectos artificiales con el comportamiento colectivo de volar en coordinación”.

RoboBees

RoboBees es un proyecto de más de una década de ingenieros robóticos de la Universidad de Harvard.

En 2013, el Wyss Institute at Harvard University anunciaba que sus abejas robóticas RoboBees –con 80 mg de masa, una apertura de alas de 3 cm y una frecuencia de aleteo de 120 veces por segundo– habían superado la fase de despegue vertical, “estacionamiento” y direccionalidad. Las alas se movían de manera independiente gracias a actuadores piezoeléctricos diminutos.

Estos robots se desarrollaron para aplicaciones como búsqueda y rescate, estudios biológicos y polinización artificial.

Microfish

Los microfish y son peces microscópicos impresos en 3D desarrollados por la Universidad de California. Tienen el grosor de un pelo y saben nadar.

Resultado de imagen para microfish universidad de california

Sus aplicaciones van desde la desintoxicación del entorno hasta la liberación teledirigida de fármacos. Cientos de robots nadando en tu organismo.

Este invento se desarrollo para ser aplicado en la detección y neutralización de toxinas.

Spot the Dog

Elaborado por la ingeniería de la empresa Boston Dynamics, SpotMini es el perro-robot más avanzado.

 

Tiene cámaras y sensores, es capaz de trotar -incluso en terrenos difíciles- y sostener objetos, incluso de abrir una puerta, todo gracias a los sensores que tiene en las patas.

Este can inteligente cuenta con una quinta extremidad que le sirve como brazo independiente y le permite realizar más funciones.

Cheetah

El equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts que en 2013 presentó el robot Cheetah, un ingenio biomimético que se desplaza imitando los movimientos de un guepardo, ha presentado una nueva versión de este dispositivo que puede detectar obstáculos y saltar sobre los mismos.

El cibercuadrúpedo, que alcanza hasta 22 kilómetros por hora, reconoce el terreno mediante un detector LIDAR. Este emplea un haz láser para determinar la distancia que le separa del impedimento, su posición y altura. Así, puede ajustar su velocidad, calcular la potencia de salto para tomar tierra con seguridad y continuar moviéndose una vez que lo ha superado.

 

Staff ADNecoambiental

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top