Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Mascotas / Flora / Fauna / Agro » Cómo Cuidar tus Suculentas en Época de Lluvias
Cómo Cuidar tus Suculentas en Época de Lluvias

Cómo Cuidar tus Suculentas en Época de Lluvias

Agosto es uno de los meses más lluviosos de todo el año y resulta probable que más de una vez hayas tenido que cambiar los planes que tenías por las abundantes precipitaciones que suelen llegar en las tardes, quedándote en casa aprovechando el tiempo. A todos nos encantan las tardes lluviosas, pero a veces olvidamos que algunas de nuestras plantas, aquellas que llenan de color e inspiración nuestros lugares favoritos, no pueden estar expuestas a tanta humedad.

Dentro del extenso mundo botánico, uno de los géneros que más destacan por su singular aspecto son las suculentas, organismos propios de terrenos áridos y secos, que hoy podemos encontrar en diversos espacios desde departamentos, casas, museos, lugares de trabajo, hasta escuelas y restaurantes.

Este tipo de plantas son ideales no sólo para complementar la decoración de un lugar, sino también para darle un toque de vida. En general, integrar plantas siempre es una excelente forma de favorecer tu salud y la de tu entorno. Por desgracia, en épocas como ésta en la que las lluvias están a la orden del día, las suculentas suelen verse afectadas. Si tú eres amante de las suculentas y has integrado estas plantas a la ambientación de tu hogar u oficina, es importante que tomes en cuenta algunas cuestiones para que éstas luzcan siempre radiantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ¡Estas colillas de cigarro hacen crecer plantas!

Cuando hace calor es recomendable que riegues una vez por semana a tus suculentas, pero cuando empiezan las lluvias y el frío, lo mejor es que tu rutina de riego cambié a una vez cada 15 días, pues lo ideal es que el sustrato de las plantas logre secarse entre riego y riego. Además de esto, tendrás que revisar que en las hojas y las ramas no se estanque agua de la lluvia para que no se afecten.

Existe una gran variedad de suculentas, algunas más sensibles a la lluvia que otras. El suelo húmedo y el clima frío es una combinación mortal para aquellas que son menos resistentes, lo mejor, si es que tienes esta clase de suculentas, es que no dejes que se acumule humedad. Presta un poco más de atención a las macetas y recipientes, así como de asegurarte que estén drenando correctamente el excedente de agua.

Recuerda que los detalles hacen la diferencia, mantener en perfecto estado a plantas tan bellas no es tan complicado como parece. Tampoco dejes de recolectar la mayor cantidad de agua de lluvia que puedas, la cantidad de nitrógeno y PH balanceado que poseen la hacen más que adecuada para nuestras plantas. Como ves, la lluvia también puede traer beneficios para tus suculentas, así que no dejes que se desperdicie.

MÁS INFO EN: www.viverismo.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top