Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Responsabilidad Social / Ambiental » Crear en México Cultura de Prevención Contra Incendios
Crear en México Cultura de Prevención Contra Incendios

Crear en México Cultura de Prevención Contra Incendios

Resulta para México una llamada de atención el reciente incendio registrado en un museo de arte de Brasil, ya que la mayoría de los museos de la República mexicana no cuentan con adecuados sistemas de prevención de incendios, destacó el presidente del Consejo Nacional de Protección Contra Incendio, A.C. (CONAPCI), David Morales.

Los incendios en la República mexicana, son más frecuentes y dejan más pérdidas humanas y materiales que los sismos. Tan sólo de 2016 a la fecha, se han registrado 30 mil siniestros en zonas urbanas del país; en 2017 dejaron 633 muertos, mil 221 heridos y 19 mil 675 personas evacuadas a causa de algún incendio con un saldo de 8 mil 694 damnificados.

Al mismo tiempo, se registraron 100 muertos por explosión, 163 fallecimientos por fugas tóxicas y 10 mil 501 evacuados por esta última causa. En cuanto a pérdidas económicas, instituciones de seguros reportan más de 17 mil millones de pesos en el último año, tan solo del 40% de empresas aseguradas.

En nuestro país, como en muchos de Latinoamérica, no existe una cultura de prevención. Debido a lo anterior, en los últimos años se han registrado en la zona más del 50 por ciento de los grandes incendios del mundo.

En el contexto de la inauguración de la Expo Fire Protection & International Forum México 2018, efectuada el 9 y 10 de octubre y en donde se dio inicio también a la 4ª Campaña Nacional de Prevención de Incendios, Fausto López Gil, presidente de la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios (AMRACI), destacó que los recintos culturales del país, son una bomba de tiempo y posibles responsables de grandes tragedias.

Ambos dirigentes de dichas organizaciones coincidieron en destacar la necesidad de crear en México una cultura de prevención y protección contra incendios. Asimismo, se pronunciaron a favor de la creación del Día Nacional de Prevención de Incendios Urbanos.

El evento, que se llevó a cabo en el Word Trade Center de la Ciudad de México, contó con la participación de expertos en la materia provenientes de Estados Unidos, Europa y América Latina, quienes presentaron las más avanzadas técnicas y tecnologías en la prevención y combate de incendios.

Ahí, se puso de manifiesto que los incendios son más frecuentes y dañinos que los sismos y que éstos, afectan más a la industria, seguido de casas habitación y comercios. En cuanto a la población más afectada por los incendios, estos son hombres en edad productiva, pero lo más grave es el caso de los niños, ya que se estima que el 40% de las quemaduras fatales que ocurren en el hogar, son de niños menores a 10 años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Drones ayudarán a bomberos a apagar incendios en la CDMX

Otros datos que se presentaron en el foro, fue el hecho de que en los centros de trabajo, los hombres tienen el doble de probabilidades de accidentarse por quemaduras o respirar humos por incendios durante el desempeño de su labor al soldar, manejar o transportar líquidos inflamables o corrosivos.

Más del 80% de las muertes que se producen en los incendios, son a consecuencia de los efectos de los gases de combustión. En un país en desarrollo como México, el 18% de las personas que se hospitalizan por accidentes relacionados con el fuego no sobreviven, a diferencia del 5.4% reportado por otras naciones catalogadas de primer mundo por contar con la infraestructura para responder a emergencias de este tipo.

El impacto de un incendio en un centro de trabajo puede ascender al doble de lo que vale el escenario perdido. Cerca del 80% de una fábrica que se quema y que no está asegurada, no es capaz de recuperar su actividad y entonces desaparece.

Se puso de relieve el daño que causan los incendios urbanos al medio ambiente, ya que generan una gran cantidad de gases tóxicos como: monóxido de carbono (CO) que, en niveles elevados, paraliza las piernas y se combina más fácilmente con los glóbulos rojos llenándolos de ese tóxico antes que de oxígeno.

El cianuro de hidrógeno (HNC) es, un asfixiante químico absorbido por las vías respiratorias o la piel.  El cloruro de hidrógeno (HCI), que se produce por el incremento de materiales plásticos, causa inflamación en las vías respiratorias superiores y provoca la muerte por asfixia.

Ante ello, propusieron las siguientes medidas: Promover el uso de materiales y telas retardantes al fuego; establecer y aplicar leyes para prevenir incendios y quemaduras; generar concientización para la aplicación de recubrimientos de protección pasiva en edificaciones, uso de alarmas, detectores y rociadores automáticos.

Asimismo, implementar programas educativos dirigidos a la población infantil y adulta mayor, así como programas de primera respuesta.  Por ejemplo, fomentar el uso de estufas seguras y evitar que niños menores de cinco años entren en contacto con ellas, así como identificar otros riesgos en el hogar para todas las edades.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top