Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Arquitectura / Construcción Sustentable » SOSTENIBILIDAD Y TECNOLOGÍA: LA APUESTA INMOBILIARIA DE QUIERO CASA
SOSTENIBILIDAD Y TECNOLOGÍA: LA APUESTA INMOBILIARIA DE QUIERO CASA

SOSTENIBILIDAD Y TECNOLOGÍA: LA APUESTA INMOBILIARIA DE QUIERO CASA

Con el objetivo de reforzar su propuesta de valor, Quiero Casa convocó a un diálogo entre expertos del desarrollo inmobiliario para discutir sobre las tendencias del mercado, destacando que en principio, para hablar de desarrollo urbano y de vivienda se deben considerar a las personas y su bienestar.

La dinámica poblacional en nuestro país, y específicamente en la ciudad de México, ha ido cambiando, y las necesidades físicas y espaciales, las capacidades socioeconómicas, los tipos de familia y criterios de bienestar no son los mismos que hace un par de años.

Sólo por mencionar un ejemplo, de acuerdo al Instituto de Investigaciones Sociales de México, en nuestro país existen 11 tipos de familias. 27.2% de ellas, están integradas por papá, mamá y niños y el 15.9% por mamá sola con hijos. Le sigue aquellas conformadas por papá, mamá y jóvenes con 13.5%.

“Cuando nos referimos a desarrollo urbano y vivienda sostenible, debemos entenderlo como un sistema de solución integrado que atiende distintas dimensiones de la persona, y no exclusivamente como una lista de verificación de características físicas”, señaló Ana Paula Fernández, experta en desarrollo sostenible.

Los retos que enfrentamos en materia de vivienda apremian la necesidad de generar estrategias y soluciones a diferentes escalas de gobierno a fin de atender: demanda, asequibilidad y accesibilidad.

Construir vivienda ha sido por años uno de los principales desafíos, con el objeto de abastecer la creciente demanda que supera los 60 mil hogares al año[1] tan sólo en la Ciudad de México, y donde apenas se construyen unas 15 mil viviendas anualmente[2]. Reducir el déficit que hoy tenemos es uno de los retos más grandes en la historia de la CDMX, sobre todo, en vivienda que oscile entre los 800 mil y 1.6 mdp; sin embargo, hoy se tiene que pensar no sólo en cómo construir esa vivienda a precios asequibles, sino también en cómo hacerlo de manera sostenible.

La planeación urbana y la legislación son instrumentos que contribuyen a maximizar la asequibilidad y la inclusión social. “La reconversión de áreas subutilizadas, los usos mixtos, además de una mejor infraestructura de transporte y zonificación incluyente, deberán contribuir a mejorar la asequibilidad, ubicación y accesibilidad de vivienda, especialmente para la población en condición de vulnerabilidad”, señaló Sara Topelson, directora del Centro de Investigación y Documentación de la Casa, CIDOC.

“El modelo de desarrollo urbano y de vivienda no ha logrado los resultados necesarios. Las grandes ciudades tienen en sus centros, capacidad instalada de infraestructura básica subutilizada. Esto sugiere que sería más eficiente aprovechar los recursos económicos y financieros en regenerar y redensificar el interior de las ciudades”, recalcó Ana Paula Fernández.

Para ser exitosos desarrollando ciudades, es necesario adoptar un modelo de Desarrollo Regenerativo, mismo que por años se ha trabajado y perfeccionado en Quiero Casa y que tan sólo en el último año ha beneficiado a más de 21 mil personas en 10 delegaciones de la CDMX. Con este modelo se logra establecer un compromiso con los vecinos, en el que tengan seguridad de que donde se desarrolle, habrá un cambio positivo que permita mejorar la calidad de vida del entorno.

Apostar por la sostenibilidad y la tecnología, a través del modelo de Desarrollo Regenerativo, es la bandera que los desarrolladores deberían adoptar a corto plazo. “La Ciudad de México enfrenta un problema de escasez de agua que constituye la principal preocupación de las comunidades en las que hoy se desarrolla vivienda. Desde el grupo de empresas de Desarrolladora de Ciudad, exploramos la utilización de tecnologías de reúso de agua jabonosa en conjunto con proveedores y expertos que podrán reducir el consumo de agua en 60%, así como la inclusión de paneles solares para reducir el gasto en electricidad, entre otras estrategias”, puntualizó José Shabot.

En conclusión, el planteamiento es cambiar la forma en que se desarrollan los proyectos inmobiliarios para planear desde el principio su integración al contexto, considerando todos los factores físicos, técnicos y sociales que hay alrededor, de tal forma que los proyectos puedan integrarse al sistema urbano existente, cohabitar y regenerar sus componentes de manera sostenible.


Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top