Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Mascotas / Flora / Fauna / Agro » Tortuga vuelve a caminar con ruedas de Lego
Tortuga vuelve a caminar con ruedas de Lego

Tortuga vuelve a caminar con ruedas de Lego

Una tortuga llamada ‘Pedro’ volvió a caminar gracias a unas prótesis hechas con piezas de Lego. El reptil perdió sus patas traseras, pero los especialistas que la atendieron en el hospital veterinario de la Universidad de Louisiana,en Estados Unidos, tuvieron la brillante idea de utilizar las piezas de juguete como prótesis.

Pedro fue adoptado por sus dueños, le faltaba una de sus patas traseras. Pero después de escapar recientemente de su recinto al aire libre, le faltaba la otra pata trasera.

“Desafortunadamente, hace varios meses, escapó. Sus dueños no lo habían visto por varios meses. Luego, cuando finalmente regresó, se estaba perdiendo la última pierna de atrás ahora ”, dijo Kelly Rockwell, DVM, pasante de medicina zoológica en el Hospital de enseñanza veterinaria de LSU.

La dueña de Pedro, Sandra Traylor, lo llevó a LSU.

“Me impresionó el interés que mostraron en una tortuga de caja. A veces las personas tienen la idea de que las mascotas son solo gatos y perros. «Es muy extraño caminar con una tortuga y sentarse junto a un perro, pero fueron muy buenos y muy amables», dijo Traylor.

Nota relacionada: Prótesis canina desarrollada por mexicanos

Fue un interno zoologo quien propuso el plan de ponerle las piezas de coche Lego a la tortuga macho utilizando pegamento para animales y unas ruedas que le permiten deslizarse fácilmente, tanto que ahora es más ágil que ninguna otra.

“Tuvimos todo el servicio de medicina del zoológico y todos los estudiantes ayudando. Teníamos que hacer que los ejes fueran lo suficientemente largos para que se ajustaran a su cuerpo. También lo hicimos para que pudieran salir a limpiar a Pedro. Tuvimos que probar un par de cosas para encajar con él», dijo Rockwell.

A pesar de la colocación de las ruedas, el animal puede protegerse de esa manera, pero debido a su movilidad debilitada, los propietarios decidieron convertirla en una tortuga de interior permanente.

“Nuestros pacientes pueden ser de dos gramos o 900 kilos. Por lo que, a menudo tenemos que ver las cosas desde una perspectiva completamente diferente”, manifestó la veterinaria Ginger Guttner, a través de un comunicado.

 

Staff Tecnología Ambiental

Foto: Foto Universidad de Louisiana

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
shares