Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Salud / Estilo de Vida Sustentable » Lactancia materna, aliada del medio ambiente
Lactancia materna, aliada del medio ambiente

Lactancia materna, aliada del medio ambiente

La lactancia materna, además de fuente de vida y salud, tiene beneficios al medio ambiente, ¿lo habías pensado?

Toma en cuenta que al no usar biberones, no consumes el plástico con el que está hecho; no tienes envases qué lavar y por lo tanto no gastas agua ni jabón; tampoco utilizas energía eléctrica ni gas para desinfectar mamilas.

Además, por cada kilo de fórmula se utilizan 4 mil litros de agua. En contraparte con la lactancia que no requiere de ningún recurso para que esté lista, ni requiere transportación, lo que traería como consecuencia contaminación ambiental por el uso de vehículos. En fin, está disponible a cualquier hora y es mucho más práctica.

Nota relacionada: Instan a instalar lactarios en centros de trabajo

Otra razón por la que la leche materna es más ecológica es porque no genera residuos. La madre le da de comer al bebé y no hay ningún empaque que tirar a la basura.

Con ello, se reduce de manera importante la huella de carbono durante el tiempo que se la pecho al niño. Así, además de dar los nutrientes que necesita tu hijo, así como llenarlo de amor, ayudas al planeta.

En México, solamente el 22% de la población ha tenido esta lactancia durante los primeros meses de vida, por lo que es importante informar sobre sus múltiples beneficios.

Nota relacionada: ¿Cuánto cuesta ser mamá en México?

Si lo pensamos, la importancia de la lactancia es impactante si tomamos en cuenta que además de sus múltiples beneficios al medio ambiente, reduce costos a los países por enfermedades y es que hay que recordar que esta práctica da nutrientes que ningún otro alimento ni medicamento aporta. Se sabe que aquellos que recibieron leche materna son más resistentes a enfermedades que aquellos que no la recibieron.

Y dada su importancia y requerimientos, es importante recordar que no se trata de una práctica exclusivamente de las madres de familia, se trata de una labor en equipo que involucra médicos, familia y gobiernos, quienes deben garantizar las condiciones óptimas para que se lleve a cabo como proporcionar los espacios y tiempos. En algunos centros de trabajo, por ejemplo, se han comenzado a condicionar lactarios.

 

Adriana Rodríguez

Foto: Greenpeace

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
shares