Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Gobierno Responsable » Animales muertos en Australia, equivalentes a un séptimo de la población humana: UNAM
Animales muertos en Australia, equivalentes a un séptimo de la población humana: UNAM

Animales muertos en Australia, equivalentes a un séptimo de la población humana: UNAM

La cantidad de animales muertos a consecuencia de los incendios en Australia equivalen  a un séptimo de la población mundial, informaron especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Más de nueve millones de hectáreas quemadas; más de mil millones de animales muertos (mamíferos, aves, reptiles y anfibios), cifra equivalente a un séptimo de la población humana; y billones de insectos e invertebrados desaparecidos, son resultado de los incendios en Australia», indicaron los especialistas.

Los investigadores alertaron que se estima que esta catástrofe traerá severos impactos a la salud humana, cambios en el clima global, en las corrientes marinas, y repercutirá en los hábitos y cadenas alimenticias.

“El cambio climático ha alcanzado ya niveles que amenazan a corto plazo la diversidad biológica del planeta y el futuro de la humanidad. Sabemos qué se tiene que hacer: parar el crecimiento de la población humana, reducir el consumo excesivo, las emisiones de gases de efecto invernadero y evitar la extinción de especies, desgraciadamente no se está haciendo”, alertó en conferencia de prensa Gerardo Ceballos, investigador del Instituto de Ecología.

Nota relacionada: Desde un helicóptero, lanzan zanahorias a animales sobrevivientes de incendios en Australia

El académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Rafael Ojeda, subrayó que en Australia suceden cosas únicas.

“existen linajes evolutivos muy antiguos, por lo que las perdidas serán invaluables”, indicó.

Gerardo Ceballos explicó que las causas de esta catástrofe, sólo comparada con un “holocausto nuclear”, es el tipo de hábitat, propenso al fuego; la temperatura extrema; una gran sequía y la inacción del gobierno australiano.

Una sucesión de olas de calor y una estación inusualmente seca en extensas áreas boscosas del sureste de ese país han condicionado su situación meteorológica desde noviembre, alteraron significativamente la cotidianidad de muchas personas y favorecieron la proliferación de incendios forestales gigantescos, detalló.

La intensidad y magnitud provocó la creación de su “propio clima”, con la generación de tormentas eléctricas que originaron más fuegos.

Nota relacionada: ¿Qué hay detrás de los incendios de la Amazonía?

Rafael Ojeda comentó que se habían contabilizado los 18 meses más secos en la historia australiana, además de una baja en la humedad relativa, por lo que había una gran vulnerabilidad de los ecosistemas.

“Desafortunadamente no se ha llegado ni a la mitad de la temporada convencional de incendios, y más del 10 por ciento de los instrumentos de monitoreo en la zona se han perdido con las llamas, por lo que el riesgo aún es alto y los impactos desconocidos. Hay que esperar a la capacidad regenerativa del entorno, aunque podría ser que algunas especies ya estén extintas”, reconoció.

Al respecto, Ceballos consideró que la región tardará en recuperarse cientos de años, puesto que 500 especies han sido afectadas, y más adelante se detallará el estado de conservación de cada una. Indicó que ha estado en contacto con especialistas y homólogos en esa región para ofrecer apoyo, “investigadores de la UNAM enviamos una carta de solidaridad y nuestra oferta de ayuda desde México”.

Impacto a la diversidad biológica

Australia tiene alrededor de dos mil 350 especies de vertebrados terrestres (mamíferos, aves, reptiles, anfibios), la mayoría endémicos, es decir, exclusivos del país, y antes del fuego, más del 50 por ciento ya se encontraba en peligro de extinción. Además, es el continente con mayor número de especies extintas en tiempos históricos.

“Los koalas no están en peligro de extinción, pero sus poblaciones han sido severamente afectadas. Se estima que han muerto más de 30 mil, y miles más están heridos. Aunado a ello, esa región cuenta con otras especies endémicas como canguros y wallabies, quolls y numbats, equidnas, emús, casuarios, lagartos monitor, dragones australianos y demonios de Tasmania, entre otros”.

Para Gerardo Ceballos, se ha hablado poco de los insectos e invertebrados, pero deben sumar billones, y también habrá impacto en la microfauna y flora del suelo calcinada, se perderá fertilidad y otros procesos del suelo, incluso se registrarán daños en la flora y fauna acuática por la contaminación provocada por la erosión y el depósito de cenizas.

 

 

Staff Tecnología Ambiental

Foto: UNAM

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
shares