Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio » Sin categoría » Tortuga sobrevive tras ingerir grandes cantidades de plástico
Tortuga sobrevive tras ingerir grandes cantidades de plástico

Tortuga sobrevive tras ingerir grandes cantidades de plástico

Una tortuga verde finalmente terminó su rehabilitación en Argentina tras ser atendida por tragar plásticos, entre ellos bolsas de nylon, hilos y plásticos duros.

El animal defecó un total de 13 gramos de residuos plásticos, lo que equivales a 26 popotes, luego de que el 29 de diciembre comenzará con un proceso de rehabilitación.

La Fundación Mundo Marino le dio atención al animal cuya especie está “en peligro” de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La tortuga due hallada a finales del año pasado por un pescador artesanal de San Clemente, Buenos Aires.

“A través de placas radiográficas pudimos observar cuerpos extraños en su interior. Por eso, comenzamos un tratamiento con una medicación que favorezca sus movimientos peristálticos (movimientos del tubo digestivo) y le permita eliminar lo que observamos en las placas”, aseguró Ignacio Peña, veterinario de la entidad ecologista.

Nota relacionada: Sinaloa prohibe plásticos de un solo uso

“Hoy la tortuga se encuentra comiendo hojas verdes, principalmente lechuga y algas. La vemos con buena actitud, por lo que la evolución es favorable”, agregó, aunque desde la organización no descartan que la tortuga pueda expulsar aun más residuos en los próximos días.

Ahora ya come hojas verdes, lo que ha contribuido a que se recupere satisfactoriamente.

Según los expertos, las tortugas suelen confundir los plásticos que se encuentran en ríos y mares con su comida natural, es decir medusas y algunos animales de consistencia gelatinosa.

“No sólo existe riesgo de una obstrucción intestinal de tipo mecánica por la ingesta de plástico. La acumulación de elementos no nutritivos en los sistemas digestivos de estos reptiles marinos puede ocasionarles una sensación de falsa saciedad que los va debilitando paulatinamente”, explicó Karina Álvarez, bióloga y responsable de Conservación de la Fundación Mundo Marino.

Agregó que podría generarse una gran cantidad de gas en sus organismos producto del plástico acumulado. Lo cual afectaría su capacidad de buceo e inmersión, tanto para alimentarse como para buscar temperaturas más aptas.

 

Fuente: agencias

Foto: especial

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
shares