ÁRBOLES Y PLANTAS EXÓTICAS DESPLAZAN ESPECIES NATIVAS, EN URBES

Entre 70 y 80 por ciento de los árboles en las calles y áreas verdes de urbes como la Ciudad de México son especies exóticas, que brindan oxígeno y captan dióxido de carbono, pero no interaccionan con otros organismos como los polinizadores, lombrices, hongos y bacterias.

Por ello, se deben privilegiar las especies oriundas, para conservar la biodiversidad. “Si quitamos una especie nativa para poner una exótica -que crecen en otras zonas o vienen de otros países-además de perder esa especie, alteramos la red de interconexiones que hay”, afirmó Ivonne Olalde Omaña, encargada del Programa de Propagación de Plantas Nativas para Uso Urbano, del Jardín Botánico de la UNAM.

Generalmente las personas piensan en poner el árbol más raro que puedan encontrar, el que nadie tiene, sin analizar si es grande o idóneo para su cepa de 50 por 50 centímetros. De esta manera empiezan los problemas: rompen la banqueta, compiten con los cables que hay en las calles, topa con edificios y propicia los “mochen” constantes, o los poden y haya árboles totalmente mutilados, manifestó.

“Eso pasa porque no hay planeación, no sabemos qué especies nos conviene poner y las características que tiene”, agregó la bióloga, quien desde 1993 participa en el inventario de arbolado en Ciudad Universitaria.

Subrayó que las áreas verdes urbanas deben considerarse infraestructura verde y cuidar su calidad.  En 2019 en la capital del país había, en promedio, 12.75 metros cuadrados de área verde por habitante; sin embargo, en la alcaldía Miguel Hidalgo se registraron 35.2; en Benito Juárez, 8.1 metros; y en Iztapalapa, 3.1.

Nativas vs exóticas

Una especie nativa, explicó la especialista, es la que crece y se desarrolla de manera natural en una zona y se interrelaciona con plantas, polinizadores, lombrices, protozoarios, hongos, bacterias: toda la red de organismos que existen en un ecosistema.

Las áreas verdes urbanas son creadas artificialmente casi en su totalidad y en ellas se colocan especies exóticas que le agradaron al contratista, quien las adquirió baratas o son las que predominan en los viveros porque son más fáciles de reproducir, crecer y vender. Ejemplo de ello son los eucaliptos.

Otro árbol que abunda en la capital mexicana es el fresno y aunque es nativo de la zona, debería limitarse su instalación porque las banquetas son pequeñas y pueden alcanzar hasta 20 metros de altura, en tanto que sus troncos llegan a medir aproximadamente 80 centímetros. También están los truenos, los ficus como la higuerilla, el laurel de la India; el hule, las casuarinas y últimamente las palmas.

Entre los árboles ideales para la ciudad están el tejocote y el capulín, los cuales además dan frutos que sirven de alimento a aves y mamíferos; los tepozanes, pinos, encinos, madroños, bursera, tecoma o tronadora, esta última da una flor parecida a la jacaranda, de color amarillo.

“Nadie niega la belleza de las jacarandas, pero es una especie exótica y las abejas no lo polinizan; en cambio, cerca de la tecoma siempre hay abejorros, abejas, colibríes, lo que es muy importante”, puntualizó.

También es esencial cuidar la diversidad de especies pues si sólo se coloca una, con la llegada de plaga o evento que la afecte, se perderá la cobertura que se tenía. “La diversidad ayuda a detener la expansión de plagas y si algo afecta a alguna especie, las demás quedan de respaldo”, dijo la especialista universitaria.

“Todo es planeación. Si tengo un área muy oscura no voy a poner una planta que requiere mucho sol como agaves”. Apuntó que la existencia de numerosos árboles en un espacio verde no significa que éste sea de calidad; “pueden colocarse más arbustos que atraigan mariposas o colibríes”.

Aunque existen normas para el manejo de áreas verdes y para la poda y derribo de árboles, sólo se sugiere que se planten especies nativas, pero no menciona cuáles, reconoció Olalde Omaña.

Propagar plantas nativas

A través del Programa de Propagación de Plantas Nativas para Uso Urbano se ha fomentado en Ciudad Universitaria, facultades de Estudios Superiores e instalaciones del sistema de bachillerato se planten especies adecuadas de árboles, arbustos, enredaderas y bulbos, comentó.

En marzo pasado también se entregaron 25 mil plántulas de especies nativas de la Cuenca de México a la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, del Gobierno capitalino, a fin de que las crezcan en el Vivero Nezahualcóyotl y posteriormente se coloquen en calles de la entidad.

Check Also

Cuidar los árboles es cuidar la agricultura

Desde 1959 en México se declaró el segundo jueves del mes de julio como el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *