Economía circular, solución para minimizar impacto de plásticos

Hoy en día, los plásticos ayudan a garantizar la seguridad de los alimentos, incluso salvan vidas en el área médica. Sin embargo, existe una necesidad de abordar los problemas ambientales que éstos generan.

En entrevista, Eduardo Aguiñaga Maldonado, director nacional del Master Business Management de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, experto en Economía Circular desde hace 10 años y Andrea Cantú, estudiante de doctorado enfocado en la implementación de economía circular y plásticos, resuelven todas las dudas en torno a este tema.

“Los plásticos han traído un avance muy grande y muchos beneficios para la salud, ahí es donde debemos ver qué tan importante es el plástico y el papel que juega, imaginemos una campaña de vacunación, sin el plástico no sería posible,

“El problema no es que se usen plásticos, si nos vamos al extremo izquierdo, tenemos de dónde vienen estos materiales y cómo fueron diseñados y si nos vamos al extremo derecho, vemos qué se está haciendo con todos estos residuos”, explica Eduardo.

Los expertos de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, comparten un panorama sobre la reciente prohibición de plásticos en la Ciudad de México y cómo a través de la economía circular pueden lograr un camino a la sostenibilidad.

Ambos pertenecen al grupo de investigación SWIT (Sustainable Wealth creation based on Innovation and enabling Technologies).

Dicho grupo, busca articular las tres grandes dimensiones de la biósfera: la económica, la social (humana) y la ambiental, liderado por el doctor Carlos Scheel, profesor emérito en Innovación, Estrategia Tecnológica y Sustenibilidad de EGADE Business School.

¿Qué es la economía circular?

La economía circular, tiene el objetivo de impactar de manera positiva en la sociedad, el medio ambiente y la reactivación económica del país.

“Nunca olvidar que el tema de economía circular como tradicionalmente lo vamos a ver en la literatura, es un sistema que busca siempre mantener tantos los productos como los componentes en su mayor valor posible,

“Es uno de los grandes principios de los cuales emerge la economía circular y tiene mucha relación con los plásticos, porque si bien, lo que se busca es eliminar el plástico, que sería lo idea, no se puede porque hay todo un sistema creado que está funcionando alrededor en cierta parte de la economía lineal”, comparte Eduardo.

Lo que busca realmente la economía circular es cómo diseñamos todo un sistema para que desde el inicio, desde que se diseñan las cosas, estas estén pensadas para que al final de la “vida útil” se pueda seguir generando valor, explica el profesor.

“El diseño no solamente enfocado en el producto, componente o embalaje, sino también en el modelo de negocio, el sistema, donde van a estar insertados estos materiales, productos, incluso usuarios,

“Estamos enfocados en generar las condiciones facilitadoras para que se pueda cerrar realmente este círculo, reutilizando, transformando, valorizando incluso, qué se puede hacer con cada uno de estos productos”.

Prohibición de plásticos en CDMX

En 2020 la Ciudad de México prohibió el empleo de bolsas de plástico de un solo uso y ahora, amplía las medidas sobre residuos a la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos y popotes.

Los expertos explican esta reciente prohibición y qué hacer ante esto.

“Mucha gente piensa que el plástico es el enemigo número uno, hay estudios super satanizados donde dicen que el plástico debe desaparecer y que es lo peor que le ha pasado al mundo y la verdad es que no es para nada así”, asegura Eduardo.

Si bien, el plástico ha sido uno de los grandes contaminantes de los años más recientes, además de los gases de efecto invernadero, explica, todo está relacionado y es un problema sistémico.

“Personalmente, creo que además de ser un problema sistémico, de este sistema que no está hecho para hacerse cargo de estos productos derivados del petróleo, también, es una parte de actitudes, cultura, educación ambiental y sobre todo comodidad. La gente no está dispuesta a hacer algunas acciones que no se hacen de manera eficiente en México, por ejemplo, separar la basura”.

“Es un problema sistémico, multifactorial, no sólo es una cuestión de política pública, ni de lo que crea la academia o lo que se publique en papers, son muchos actores, tenemos que pensar en este problema como algo sistémico que va más allá de un solo actor, todos tenemos que trabajar en conjunto”.

Más allá del plástico, pensemos en todo el ciclo

Para la estudiante de doctorado Andrea Cantú, el plástico tiene muchas ventajas y el problema es el uso que le damos los ciudadanos.

“El plástico es víctima de su propia popularidad, tiene muchas ventajas que todas las industrias han aprovechado y entonces resulta que se vuelve problema no del material, porque nos ha ayudado en muchas cosas, ha extendido la vida de muchos alimentos, en el uso médico, etc, es muy benigno para muchas industrias,

“Pero eso no quiere decir que para todas las industrias se deba usar, o que se tenga que empacar con cuatro capas diferentes de plástico, entonces se vuelve un problema de uso, sistémico en general, no es un problema per se del material, sino del uso que le damos”, asegura Andrea.

Al hablar de prohibición, explica la investigadora, se hizo un análisis de ciclo de vida y cual es el sustituto que ofrecen.

“Si me vas a poner algo que resulta peor, ¿qué estamos haciendo?, me pones bolsas biodegradables, pero no hay lugares para sistema de composta donde yo lo pueda llevar, y no es como que sean compostables en casa, y si lo fueran, ¿cuántos la van a compostar en su casa?, es pensar en todas estas partes del ciclo”.

“Realmente, si hago el sustituto, ¿va a pasar lo que estoy prometiendo que va a pasar o solo es para que la gente se sienta mejor?”. Cuando algo dice biodegradable, compostable, la gente cree que si lo deja en medio del bosque, van a llegar al día siguiente y ya no va a estar,

“Tú crees que estás haciendo un bien al ofrecer una alternativa, pero no estás atacando el sistema completo y no explicas cómo debe de usar el usuario eso que estás prometiendo que va a pasar”.

¿Qué podemos hacer?

La especialista en temas relacionados con el cambio climático y la sostenibilidad, invita a todos a contribuir con pequeñas acciones desde casa como separar la basura.

“Si vamos a eliminar lo que estamos usando y no necesitamos, no lo vamos a sustituir por algo peor, y además, vamos a acompañarlo con esta educación al usuario para poder utilizar el material de mejor manera,

“El sistema todavía no está preparado y se tiene que trabajar en esta parte de infraestructura, pero también, se debe trabajar con el consumidor, porque a pesar de que no exista esta infraestructura y que no vengan a tu casa a recolectar selectivamente,

“Si lo entregas separado, es muy probable que se quede separado, es tema de concientizar al consumidor, por favor de perdida entregalo separado”.

Economía circular, solución para minimizar el impacto de los plásticos

Más que minimizar, la economía circular puede hacer la diferencia, entre reducir el impacto y más bien, cambiar la perspectiva para generar un impacto positivo, señala el experto en economía circular.

“Todo tiene que estar dentro del sistema y alinear a los diferentes actores, si llegamos a sobrellevar estos retos, la economía circular es una opción”.

Algo que considera sumamente importante el profesor, es que los estudiantes de cualquier disciplina, abogados, biólogos, contadores, financieros, biotecnólogos, se sumen a la economía circular porque los retos son multidisciplinarios.

“Además de generar esta conciencia que es sumamente necesario, es transmitir el potencial que tiene la economía circular para los negocios, la sociedad y el medio ambiente, este triple impacto,

“Algo puede ser socialmente inclusivo, ambientalmente recuperable y generar la resiliencia que tanto se habla en el medio ambiente, económicamente viable y sobre todo, competitivo,

“Hay una serie de modelos de negocios que giran alrededor de economía circular que hacen comunión en estos tres sistemas y se pueden realizar, aunque no es tan sencillo de hacerlo”, concluyó Eduardo.

 

 

Fuente: Conecta – Mariana Perales

Check Also

Seleccionan documental de la UAEM en festival de cine Cefalú de Palermo

Coatlán, documental dirigido por Enrique Cruz Trujillo, docente de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB) …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *